www.coachcenter.es · Coaching para Emprendedores - Coach Center. Centro de Crecimiento y Desarrollo Personal y Profesional

Vaya al Contenido

Menu Principal

 Ya se conocen los datos del informe de ‘Estructura y Demografía Empresarial’ del Directorio Central de Empresas (Dirce) publicados por el Instituto Nacional de Estadística ( INE ), mediante el que se analiza la evolución del número de empresas en España. En la última edición, con los datos correspondientes al pasado ejercicio de 2011, se ha concluido que se crearon 334.516 nuevas empresas, mientras que cesaron su actividad 391.270, arrojando un saldo negativo de casi 60.000 sociedades.
 
Esta evolución supone un descenso del 1,6% del número de empresas en España, dónde en la actualidad existen alrededor de 3,2 millones de empresas, dónde el 80% de las cuales tiene dos o menos empleados, confirmando que la estadística no la mueven las grandes empresas, sino las pymes y los negocios más pequeños.

  Es muy importante resaltar este último aspecto porque cuando escuchamos en los medios noticias de este tipo, muchas veces se subestima el papel de las pequeñas empresas, que son mayoría, son aquéllas que mueven el tejido productivo de nuestro país, siendo el espejo sobre el que se representa la realidad empresarial española.

Con respecto al 2012 un estudio de la Escuela de negocios de ESADE, mostraba que la crisis ha causado el cierre de 177.300 empresas, la mayoría de ellas Pymes.
Este informe señala que las grandes empresas, las de más de 500 trabajadores, son las que han demostrado que están más preparadas para soportar la crisis. En cambio, las empresas de entre tres y cinco trabajadores han disminuido un 13,7% y las que tienen entre seis y nueve empleados lo han hecho un 17,8%. Las compañías que cuentan con entre diez y 25 empleados han caído un 21,3%; las de entre 26 y 49, lo han hecho un 23,5% y las que tienen entre 50 y 249 trabajadores se han reducido en un 14,9%.

A nivel de sectores, el mayor descenso de empresas se ha centrado en las compañías relacionadas con el mundo de la construccion (-36,8%). Le sigue el sector industrial (-15%) y el de servicios (-3,6%). Las pymes que han resistido la crisis pueden buscar nuevas formas de operar. Para ello, existen numerosos cursos de formación especializados en pequeñas y medianas empresas, que suponen una inyección extra de recursos, en este caso formativos.
En esta estadística debería ser aprovechada para denunciar que las pymes y pequeños empresarios necesitan de acciones concretas que les permitan desarrollarse y pensar en nuevos proyectos, en un entorno muy poco favorable que cuenta como principales contras los escasos incentivos con los que cuentan los empresarios y la dificultad en el acceso a la financiación.
Mejorar la vida media en las empresas


Dentro de las empresas de nueva creación, los
problemas que hay que intentar solucionar y no caer en ellos son los siguientes:

 Falta de preparación en áreas comerciales y de gestión empresarial. Tenemos emprendedores y empresarios que son realmente buenos en su producto o servicio, pero no saben venderlo o gestionar adecuadamente la estructura que tienen entre manos.
 Falta de capitalización, fondos propios o financiación. Muchas empresas mueren por la falta de financiación (propia o ajena) necesaria para llevar a cabo un periodo previo que invierta un  ROI  negativo de actividad en un  ROI  positivo. Si no se ha realizado un plan de negocio coherente y se han tenido en cuenta las necesidades adicionales de financiación, la muerte a lo largo de los primeros cinco años es directa.
 Modelos de negocio que no funcionan. Las ideas brillantes pueden quedarse en ideas y no funcionar en el mercado. Al igual que la entrada en sectores tradicionales o replicando modelos de negocio no es garantía de éxito. No es fácil montar una idea innovadora y que además triunfe y sobreviva, pero el replicado de empresas es otro parámetro claro de la muerte de empresas.

Tal y como se aprecia, quizá necesitemos más
mejorar estos porcentajes que lanzar emprendedores al matadero de tal manera que por la teoría de los grandes números sobrevivan unas pocas empresas solamente después de 10 años, por eso presentamos este Programa de Coaching para Emprendedores.

El Coaching para Emprendedores, te ayuda a:

  • Crear tu Propia Empresa

  • Mejorar tu visión estratégica

  • Expandir tu negocio

  • A tomar riesgos controlados

  • Movilizar equipos de trabajo

  • Desarrollar tu liderazgo

  • Mejorar tu visión estratégica

  • Como expandir tu negocio

  • Desarrollar y Potenciar tus habilidades      

  • Ahorrar tiempo y dinero en la constitucion

Regreso al contenido | Regreso al menu principal